Pero la ingeniería continua avanzando y diariamente incorpora a su quehacer profesional nuevas técnicas y materiales que hacen menos vulnerables las estructuras a los efectos de los sismos.

Es así como, de investigaciones tan distantes como la seguridad y los blindajes personales que buscan proteger a los defensores de la ley, a surgido la llamada pintura antisísmica, un revestimiento que, en principio, ofrece dar una mayor resistencia a los edificios que pueden ser blanco de los ataques terroristas.

El laboratorio de investigaciones de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos informo recientemente de los avances logrados con nuevo recubrimiento llamado PAXCON™. De acuerdo con el laboratorio norteamericano una capa de pintura de un octavo de pulgada de dicho producto, permitió a un muro construido con bloques de cemento y arena comprimida (tabicón) soportar sin desintegrase, la detonación en uno de sus frentes de una carga de dinamita de 500 kilogramos.

Sin duda la prueba fue espectacular, y lo fue más cuando otro muro de las mismas características, no protegido con el producto, y sometido a la misma prueba, quedo destrozado.

No obstante estas noticias tan sorprendentes no aportan nada en si mismas, ya que se omitieron elementos de juicio tales como las características precisas del muro, del tabicón o del mortero usado en las junturas y las propiedades mecánicas del muro que no soporto la prueba. Gran parte de este silencio, quizá se deba, a que se trata de un producto de aplicaciones militares que puede ser clave, en los momentos en que Estados Unidos vive una “Guerra contra el Terrorismo”.

Sin embargo para la ingeniería lo verdaderamente interesante es el principio en sí.
Para comprender mejor la idea básica en el que se fundamenta este recubrimiento es necesario analizar como están hechos los llamados cristales a prueba de impactos o a prueba de balas.
Recordemos que para obtener un cristal resistente a los impactos, se le debe someter a un proceso de templado, no obstante esto no lo hace un vidrio de seguridad. Lo que logra que un cristal soporte las agresiones directas y hasta algunos impactos de bala, son la películas de seguridad que se le incorporan.

Estas películas, hechas de un material elástico y resistente distribuyen la fuerza puntual de penetración en toda el área de contacto de tal forma que incluso una película de poca calidad aplicada a al cristal de un vehículo logra resistir las agresiones hechas con piedras o martillos.
PAXCON aplicó la equivalencia de este mismo principio a la mampostería. Una película hecha con polímeros elastoméricos de un octavo de pulgada de grosor, aplicada con una pistola de aire, une a todos los elementos del muro, lo que permite repartir uniformemente la carga del impacto sobre toda la superficie .

Otra información proporcionada por LINE X PAXCON de las pruebas que se realizaron con este recubrimiento es que al aplicarlo en un muro de 3 por tres metros hecho con de bloques de concreto, el producto soporto una carga de impacto de 80+ psi y aunque se presentaron fracturas y deformaciones en la mampostería no hubo desprendimiento de material lo que significa que no hubo la proyección de fragmentos, mismos que a manera de esquirlas causan una gran número de heridas a las víctimas de los atentados dinamiteros.

Pintura Antisísmica
Pero ¿qué puede hacer por la ingeniería antisísmica una pintura que aumenta la capacidad de la mampostería a los impactos de las explosiones terroristas?
Quizá usted recuerde que después de los sismos de 1985 se decía, en son de broma, que en México se había inventado la “pintura antisísmica” pues se pensó que para ocultar los daños en las estructuras muchos edificios fueron reparados usando yeso y pintura.

En lo personal no me consta ningún ejemplo de lo anterior pero seguramente la ironía provino de quienes vieron resanar los muros de relleno. Estos muros de mampostería que si bien carecen de una función estructural, despertaron alguna inquietud que se expreso con sarcasmo.
Sin embargo si fue verdad que se recurrió a inyecciones de resina epóxica para reparar algunos elementos de concreto ligeramente dañados o con fisuras menores, un procedimiento controversial, hasta la fecha, pues se argumenta que el concreto ha perdido su integridad.

La resina epóxica sirve desde el punto de vista de impedir que el acero de refuerzo sea atacado por la intemperie, se oxide, y pierda las propiedades que el refuerzo a la tensión proporciona al elemento. Pero desde el punto de vista de la integridad, la inyección solo le retorna la capacidad del concreto a la compresión en un elemento que obviamente al fisurarse fue sometido a esfuerzos de torsión, flexión o cortante.
Lo más grave de esto es que si el edificio vuelve a ser sometido a tal esfuerzo (por otro sismo) existe la alta probabilidad de que el daño se repita, pues la resina solo esta trabajando a la compresión y de ninguna manera le ha otorgado otras cualidades al elemento reparado para soportar esfuerzos diferentes.

Pero si este elemento estuviera cubierto por una resina epóxica que debido a su baja viscosidad (mucho menor a la del agua) penetrara hasta los poros más finos del concreto obtendríamos que esta “pintura” dota al elemento de una nueva propiedad que le permitiría, como sucede con los cristales antibalas de cualidades para repartir las cargas de manera uniforme. En este caso el esfuerzo de cortante o flexión no se aplicaría puntualmente sino de manera uniforme en la longitud del elemento.

De cualquier forma estamos hablando de mejorar las cualidades y no de multiplicarlas. Ante un esfuerzo severo del orden de toneladas esta película cederá, al igual que un cristal antibalas solo soporta unos pocos impactos.
Pero abonemos algo a favor de esta pintura y la de las nuevas marcas mejoradas que pronto arribaran al mercado. En muchos casos durante el terremoto de 1985 los edificios cedieron en los últimos segundos. En otras palabras si el sismo hubiera durado un poco menos o el edificio hubiera resistido un poco más se hubieran salvado muchas vidas.

De que esta hecha
Por supuesto que se trata de patentes bien protegidas, pero no es difícil especular sobre los materiales que componen esta pintura. Aunque Line X la propietaria de la marca PAXCON menciona solo polímeros elastoméricos, una gama muy amplia en la química industrial, podemos adivinar que existe una buena dosis de resina epóxica como la empleada en la base de muchos pegamentos. Este tipo de “epoxis” de muy baja viscosidad pueden penetrar en fisuras de grosor capilar y poros imperceptibles a la vista, que es lo que les da su conocido poder aglutinante.

Por otro lado se habla de una fuerte dosis de fibras sintéticas tipo kevlar de muy alta resistencia que unidas por la resina darían algo similar a una super fibra de vidrio, un material compuesto utilizado en blindajes personales y en las carrocerías de jeeps militares como el HUMVEE.
Bajo esta óptica y de tener buenas ventas como todo parece asegurar en el clima de paranoia que viven los Estados Unidos podemos advertir la llegada de materiales con cualidades aún superiores.

Por el momento no existen datos sobre la capacidad antisísmica de la pintura, o números exactos sobre el incremento en las capacidades de un elemento de concreto o mampostería ante los esfuerzos multidireccionales generados en un sismo de alta magnitud. Incluso Line X no la promociona como tal, pero ante su obvio uso para este fin es un material que debería ser sometido a ensayos y pruebas para tener parámetros exactos sobre sus cualidades.

Quizá un edificio no se pueda volver a construir, pero si una capa de pintura antisísmica permite mejorar su cualidades es algo que debiera considerarse. Obviamente no hablamos de un material barato.

Fuente: imcyc.com

Foto: archdaily.pe Este spray puede proteger a los edificios frente a desastres y explosiones. Muro cubierto con Paxcon (izquierda) v/s Muro no recubierto (derecha) después de una detonación TNT.

Ultima modificacion el Martes, 17 Octubre 2017

Deja un comentario

Sobre Nosotros

INFOCORROSIÓN es una multiplataforma informativa, orientada a la investigación y difusión de temas relacionados con Tecnología de Protección Anticorrosiva, Tratamiento de Superficies e Integridad.

Nelson De la Cruz G.

DIRECTOR GENERAL

 

Contacto

¿Qué podemos hacer por usted? Contáctese con nosotros

  • Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Telf. : 995 767 912 

Facebook