ArcelorMittal comienza a fabricar en Asturias Magnelis, el nuevo acero más resistente ante la corrosión

La multinacional siderúrgica ha reformado la Línea 2 de Galvanizado para fabricar Magnelis, un material desarrollado en sus centros de investigación.

ArcelorMittal anunció que la Línea de Galvanizado número dos de Avilés es una de las cuatro plantas del grupo en Europa en la que se producirá Magnelis, un nuevo acero que destaca por su resistencia a la corrosión, por lo que se convierte en materia prima para estructuras expuestas al aire libre, como pueda ser bases de paneles solares o las barreras de seguridad vial.

Avilés suministrará al mercado nacional «decenas de miles de toneladas», sin que la multinacional haya concretado la capacidad de producción. Lo cierto es que la demanda del nuevo producto no ha dejado de crecer y, por esa razón, la empresa opta por un perfil prudente. Además, la multinacional producirá este acero en Gante (Bélgica), Bremen (Alemania) y Ostrada (República Checa).

Un material para revolucionar diferentes sectores

El Magnelis es un acero desarrollado específicamente por ArcelorMittal. Los primeros desarrollos comenzaron en 2010 por equipos de I+D ajenos al centro de investigación de Avilés. Éste, sin embargo, jugó un papel clave en adaptar la Línea dos de Galvanizado a la nueva tecnología junto con sus propios técnicos. El pasado mes de mayo se cerraba el proyecto del que no han trascendido las cifras de inversión. Se producirá en un rango de espesores que va de medio a dos milímetros.


Una de los elementos positivos de la inversión es que incrementa la polivalencia de la línea de Galvanizado, respondiendo a uno de los objetivos de ArcelorMittal como es lograr que la empresa disponga de capacidad para responder a diferentes condiciones de mercado.

Hasta este proyecto, la Línea 2 se encontraba centrada en la producción para el sector del auto. Ahora también puede responder a sectores industriales, con lo que las horas de actividad pueden diversificarse y no se depende en exclusiva de la situación de un mercado concreto. Es un proceso similar al seguido en la Línea número 1 de Galvanizado de Avilés cuando, en su día, se modernizó con la línea de Zinc Quench.

Resistencia «excepcional»

En la presentación del producto, ArcelorMittal destaca la «excepcional» resistencia ante la corrosión, hasta el punto que eleva la garantía del producto a los veinticinco años, en función de su entorno y aplicación.

Magnelis se fabrica en líneas convencionales de galvanizado por inmersión en caliente. La clave es la mezcla en la que se baña, una aleación compuesta por zinc, un 3,5% de aluminio y un 3% de magnesio, que resulta crucial para dotar al acero de sus características especiales. De esta manera se logra una capa estable y duradera sobre toda la superficie que proporciona una mayor protección contra la corrosión, hasta diez veces más que otros aceros galvanizados.

Hasta el desarrollo del Magnelis, los transformadores de galvanizado podían someter a la chapa a nuevos tratamientos para incrementar su resistencia, pero ahora no es necesario, con lo que se convierte en un producto más eficiente y se mejora la eficiencia medioambiental en toda la cadena de producción

Otra característica es que dispone del efecto de autorreparación del acero en bordes no recubiertos, arañazos y perforaciones. Su vida útil es más larga y las estructuras finales resultan más ligeras, entre otras ventajas que destaca la multinacional.

De esta manera se explica el éxito de este producto en todos los mercados, también en España. ArcelorMittal destacó ayer que tan sólo en el mercado de las estructuras para paneles solares su consumo se ha triplicado en los últimos tres años.

No es el único campo donde se utiliza, ya que sus características técnicas lo convierten en la materia prima ideal para diferentes productos.

Así, se viene comercializando para las barreras de seguridad vial y diferentes aplicaciones en el sector agrícola. Cubre desde la construcción de gallineros, invernaderos, sistemas de ventilación o los postes para emparrados, entre otras utilidades en el campo.

También tiene interés para equipamientos industriales, bandejas de cables o torres de refrigeración. En la construcción se puede aplicar a la elaboración de tubos y perfiles. Además, desde hace dos años el Magnelis tiene la acreditación europea EN 10346:2015.

Igualmente, ha demostrado un menor desprendimiento del zinc de su cubierta, con lo que incrementa su potencial medioambiental.

Fuente: elcomercio.es

Deja un comentario

Sobre Nosotros

INFOCORROSIÓN es una multiplataforma informativa, orientada a la investigación y difusión de temas relacionados con Tecnología de Protección Anticorrosiva, Tratamiento de Superficies e Integridad.

Nelson De la Cruz G.

DIRECTOR GENERAL

 

Contacto

¿Qué podemos hacer por usted? Contáctese con nosotros

  • Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Telf. : 995 767 912 

Facebook