Atendiendo a su definición exacta, se trata del Marine Corrosion Test Site 'El Bocal', un banco de pruebas en mar abierto que estudia el comportamiento de diferentes materiales y recubrimientos frente a la corrosión marina en condiciones reales de exposición, bajo tres condiciones de ensayo diferentes.

Los alumnos del Torres Quevedo visitaron los laboratorios de CTC, sus mentores en STARTinnova. Centro Tecnológico de Componentes- IES Leonardo Torres Quevedo.

En la zona de El Bocal, difícil de ver desde tierra, se levanta, pegada a las rocas y bañada por las olas, una curiosa estructura. Se trata de uno de los laboratorios del Centro Tecnológico de Componentes (CTC). De hecho, un laboratorio único en España por sus características. No se realizan experimentos simulando el efecto del mar sobre los materiales, sino directamente en el medio. Atendiendo a su definición exacta, se trata del Marine Corrosion Test Site 'El Bocal', un banco de pruebas en mar abierto que estudia el comportamiento de diferentes materiales y recubrimientos frente a la corrosión marina en condiciones reales de exposición, bajo tres condiciones de ensayo diferentes.

Podría impresionar. Pero es solo uno de los numerosos proyectos que los alumnos del IES Leonardo Torres Quevedo conocieron durante su visita al CTC, fundación que ejerce el papel de mentora del centro en esta edición de STARTinnova.

Los 27 alumnos que participan en la iniciativa, pudieron conocer las instalaciones, habitualmente restringidas al público. Les acompañaron la directora del centro, Teresa Herráez y los tutores Pelayo Suárez y Rita García.

Gabriel Pérez, director financiero y de gestión de recursos de CTC, y Marta Valle, responsable de vigilancia estratégica del PCTCAN, fueron los encargados de hilar la exposición para que los alumnos entendieran, en la forma y el fondo, el cometido de sus mentores.

El PCTCAN

En primer lugar, pudieron conocer las características propias de un Parque Científico y Empresarial, entre las que destacan la pertenencia a un sector estratégico, así como la ejecución de proyectos de I+D+i, además de la cooperación con empresas y universidades, entre otras instituciones.

En los 240.000 metros cuadrados que ocupa el PCTCAN se reparten, ordenadas por sectores, diversas empresas dedicadas a las Tecnologías de la Información y Comunicación, las Energías Renovables, la Bioquímica o la Educación. Destaca la buena comunicación entre todas ellas, como un elemento a tener en cuenta a la hora de desarrollar un proyecto propio.

Además, y por si los alumnos del Leonardo Torres Quevedo, resultasen ganadores de esta tercera edición del certamen de emprendimiento, Marta Valle les recordó la existencia de la 'incubadora de empresas', que fomentan la creación de negocios emergentes.

Partiendo de la pregunta inicial de «¿Qué es un centro tecnológico?», Gabriel Pérez Revilla guió a los alumnos a través de los principales conceptos globales para entender la función que lleva a cabo el CTC, en su fomento de una mentalidad innovadora en los profesionales de la región.

«El I+D+i es un factor de desarrollo en la economía mundial», señaló Pérez Revilla, para destacar la importancia de investigar temas propios, aprovechando las singularidades del propio entorno.

18 empresas y 3 organismos públicos componen el Patronato del CTC, muchas de las cuales desarrollan sus propios proyectos de I+D+i en el propio centro, lo que da una idea del respaldo institucional que recibe este espacio, cuyo funcionamiento está regulado por una estricta normativa. Cantabria es, junto a Madrid, la comunidad donde sólo existe un único centro de estas características, cuyos beneficios deben destinarse íntegramente a la mejora de sus instalaciones y equipamientos.

LOS MENTORES 

Origen. Fundado en el año 2000, el CTC es una fundación sin ánimo de lucro. Meta. Aportar valor a las empresas a través de proyectos de I+D+i es su objetivo fundamental.

Sostenibilidad. El respeto al medio ambiente en toda su actividad es una de sus máximas.

Exclusividad. Se trata del único centro tecnológico de la región, reconocido por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Mejoras. Trabajan por tener mayor visibilidad extendiendo la cultura de la innovación

Áreas. Tienen cuatro sectores diferenciados: Sistemas Industriales y Componentes Nucleares; Energías Renovables Marinas; Automática Industrial y Robótica y Nanomateriales.

Especialización

El CTC cuenta con cinco laboratorios vinculados a sus líneas tecnológicas y se organiza en torno a cuatro áreas de especialización: Sistemas Industriales y Componentes Nucleares, Energías Renovables Marinas, Automática Industrial y Robótica, Materiales Avanzados y Nanomateriales.

Quizá este último campo fue el que más curiosidad despertó entre los estudiantes, algunos de los cuales tienen en los nanomateriales el objeto de sus proyectos para STARTinnova. Una ventaja, según Pérez Revilla, ya que trabajar en torno a una de las áreas específicas de trabajo del CTC, serviría para que pudieran recibir una mayor ayuda.

«Innovar no es inventar la rueda todos los días, sino mejorar algo que ya existe», matizó el Director financiero del CTC para finalizar su exposición. A continuación, divididos en tres grupos los alumnos tuvieron ocasión de acercarse a la parte más práctica y visual de los proyectos del CTC, aquella que se desarrolla en los laboratorios.

Laboratorios

El CTC cuenta con cuatro laboratorios: Corrosión, Sistemas de Navegación, Simulación y Materiales Avanzados, al que se suma el ya mencionado de El Bocal.

Entre pizarras, fórmulas, muestras de materiales y personal con batas blancas, los estudiantes, acompañados por varios investigadores, descubrieron experimentos realizados con grafeno, procesos de realización de probetas o ensayos acelerados de simulación, pues en la investigación, como en tantos otros campos «el tiempo es un factor muy importante».

La visita terminó en la azotea del moderno edificio, con unas vistas panorámicas privilegiadas y atendiendo a un proyecto que mide y estudia la altura de las olas, en otro ejemplo de sinergia.

El CTC no trabaja sólo uniendo los conocimientos, experiencias y avances de sus propios investigadores, o de otras empresas instaladas en el PCTCAN sino también con partners internacionales.

Unir esfuerzos para lograr el éxito común, de acuerdo a las fortalezas de cada elemento, es uno de los mensajes más diáfanos que los alumnos del Torres Quevedo podrán aplicar en sus trabajos. Como reafirma su directora: «Colaborar genera sinergias positivas para desarrollar los proyectos».

Fuente: El Diario Montanes

Ultima modificacion el Lunes, 09 Noviembre 2015

Deja un comentario

Sobre Nosotros

INFOCORROSIÓN es una multiplataforma informativa, orientada a la investigación y difusión de temas relacionados con Tecnología de Protección Anticorrosiva, Tratamiento de Superficies e Integridad.

Nelson De la Cruz G.

DIRECTOR GENERAL

 

Contacto

¿Qué podemos hacer por usted? Contáctese con nosotros

  • Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Telf. : 995 767 912 

Facebook