Infocorrosión Recomienda

El tratamiento de aguas industriales busca manejar cuatro ámbitos problemáticos: la sedimentación, la corrosión, la actividad microbiológica y la eliminación del agua residual.

Es necesaria una abrumadora cantidad de fondos en los Estados Unidos para reparar o reemplazar infraestructuras cloacales de hormigón envejecidas, y debido a ello un equipo de científicos está tratando de comprender mejor cómo ciertos compuestos afectan la integridad estructural de los sistemas de recolección de aguas residuales mediante la evaluación de las bacterias, gases y otros compuestos que contribuyen a su deterioro.

Las tecnologías de modificación superficial son una alternativa perfecta para mejorar y reparar las propiedades superficiales de las piezas sin alterar sus funciones estructurales. En general, esta metodología puede resultar una solución económica y rápida, si bien es cierto, que en algunos casos la reparación puede ser inviable.

Se conoce a la corrosión como la reacción de un metal con el medio que lo rodea produciendo el desgaste y pérdida de sus propiedades físicas y químicas. La corrosión en la vida diaria se ha convertido en algo que tiene que ser controlado ya que esto ocasiona que un metal se deteriore y lo cual conlleva a que se ese metal sea recubierto con pintura o sustituido, si el grado de corrosión es considerable, esto origina gastos, molestias, y hasta grandes tragedias cuando se trata del ámbito industrial o donde quiera que se estén utilizando metales.

Formas de identificar la corrosión microbiológica

Una de las formas posibles para identificar la biocorrosión, es mediante la inspección macroscópica de la superficie de la muestra, en la que se podrán observar varias modificaciones atribuibles a la presencia de microorganismos:

Pensando en todos ustedes, el equipo de Infocorrosión viene preparando la nueva sección "Infocorrosión Te Recuerda Qué" #ICTRQ,

Vapor de Agua

El vapor de agua por sí mismo no puede fomentar la corrosión porque no es un electrolito. El agua puede adsorberse a una superficie de metal a humedad baja resultando en proporciones de corrosión insignificantemente bajas. A la concentración de la fase de vapor donde se condensa el agua, la corrosión puede ocurrir siempre y cuando existan otras condiciones ambientales.

Todo navegante que se precie ha tenido que lidiar en alguna que otra ocasión con las algas marinas u otros microorganismos que suelen depositarse en el casco de la embarcación. En este sentido, una buena forma de lidiar contra ellos es el antifouling, también conocido como antiincrustante.

Página 4 de 8

Sobre Nosotros

INFOCORROSIÓN es una multiplataforma informativa, orientada a la investigación y difusión de temas relacionados con Tecnología de Protección Anticorrosiva, Tratamiento de Superficies e Integridad.

Nelson De la Cruz G.

DIRECTOR GENERAL

 

Contacto

¿Qué podemos hacer por usted? Contáctese con nosotros

  • Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Telf. : 995 767 912 

Facebook