Infocorrosión

Infocorrosión

El sistema permitirá a la empresa optimizar el mantenimiento de un elemento crítico para su actividad. El proyecto Smartdoor tiene un plazo de ejecución de 18 meses y cuenta con financiación del CDTI. La tecnología es fácilmente exportable a otras instalaciones del grupo empresarial así como a otros clientes del CTC.

PARAGUAY- La Gobernación de Concepción, bajo la administración de Luis Urbieta, también solicitó una evaluación de la estructura del estadio municipal de la ciudad. El trabajo fue asignado a la empresa Gavilán & Asociados. La conclusión del informe técnico señala que en las actuales condiciones, la estructura de hormigón armado no puede ser utilizada. Por esta obra, la Secretaría Nacional de Deportes (SND) desembolsó US$ 1,4 millones.

El catedrático de la sección de Química de la Facultad de Ciencias de la Universidad de La Laguna Ricardo Souto ha dicho a Efe que gran parte de El Hierro, así como el sureste de Tenerife, especialmente entre Arico y el polígono industrial de Granadilla, en Tenerife, son zonas "muy" corrosivas con los materiales metálicos.

MÉXICO. Más de 8 mil kilómetros de instalaciones tienen riesgos medios y altos, advierte; organismo solicita a Hacienda 65 mil 621 mdp para trabajos de conservación.

Las bacterias se están comiendo el Titanic, desaparecerá en un par de décadas. Lleva más de un siglo bajo el agua, pero podría no durar mucho más. Los microorganismos que se alimentan del casco terminarán por devorar los restos del mítico barco.

Se cumplen 105 años del primer y último viaje del Titanic. El malogrado transatlántico ha pasado a la historia mientras sus restos yacen en el fondo del mar. Al menos de momento, porque un ejército de bacterias 'comehierro' se están dando un festín con el barco británico ahora mismo. Tanto que en un par de décadas los restos físicos podrían desaparecer, alimentando todavía más su leyenda.

Los restos del Titanic se descubrieron en 1985, a 3,8 kilómetros bajo la superficie. Su estado era envidiable, gracias a la ausencia de luz y a las altas presiones, que habían frenado la corrosión. Pero pocos años más tarde, en 1991, los investigadores descubrieron que el óxido del casco contenía vida: ya en 2010 se detectó al responsable, una nueva bacteria bautizada como 'Halomonas titanicae' en honor del barco.

Foto: El Titanic zarpa desde Southampton hasta su destino. (Cordon Press)

Aunque se alimentan del hierro del casco, al mismo tiempo estas bacterias protegen al barco de la corrosión aislándolo del agua marina

Las halomonas son proteobacterias halófilas, capaces de sobrevivir en concentraciones de sal tan altas que matarían a cualquier otro ser vivo, de incluso un 25%. El ambiente en el que descansan los restos del Titanic es inhóspito para el resto de organismos del planeta debido a la oscuridad y altísimas presiones... pero no para estos microorganismos. Así como los barcos antiguos son conquistados por bacterias que se alimentan de madera, H. titanicae adora el hierro.

Cuando el problema es la solución

'Halomonas titanicae' se adhiere a las superficies de acero y colabora con otros microorganismos para alimentarse del hierro. Estas bacterias han evolucionado para sobrevivir en marismas, donde la concentración de sal es muy variable debido a la evaporación: para evitar perder agua por ósmosis, producen una sustancia especial, llamada ectoína, que mantiene estables los niveles de líquido.

Las halomonas son proteobacterias halófilas, capaces de sobrevivir en concentraciones de sal tan altas que matarían a cualquier otro ser vivo

Irónicamente, las bacterias son causa y a la vez solución de todos los problemas del Titanic. Aunque se alimentan del material que lo forma, al mismo tiempo protegen el casco de la corrosión. Conforme los microorganismos colonizan la superficie creando biofilms (agrupaciones muy resistentes) para alimentarse del hierro, al mismo tiempo se convierten en una capa protectora que aisla el barco del agua del mar. El óxido en el que pensamos al imaginar un barco hundido se forma antes de que los microorganismos tengan la oportunidad de llegar a su 'presa'.

Por desgracia, el impacto mecánico de, por ejemplo, un ancla, puede eliminar la capa protectora y reanudar la corrosión. La contaminación por un derrame de petróleo como el producido en el Golfo de México en 2010 puede tener un efecto similar, al matar a las bacterias del casco. De todas formas, el Titanic sólo sobrevirá al paso del tiempo en forma de leyenda: al final todo el metal superviviente será digerido y reciclado.

Fuente: elconfidencial.com

México, Querétaro. - Expertos de universidades y centros de investigación de México y 10 países de Iberoamérica fueron reconocidos con el Premio a la mejor publicación técnica por la revista internacional Corrosion, especializada en divulgar investigaciones y soluciones tecnológicas para el control de la corrosión, y editada por la Asociación Nacional de Ingenieros en Corrosión (NACE, por sus siglas en inglés), con sede en Estados Unidos.

35

Cuando se habla de servicios mayores en el mantenimiento de tanques o recipientes debe tenerse en cuenta el tiempo de servicio ya cumplido por parte del tanque como estructura y del recubrimiento "antiguo" como sistema protector.

De esta manera debe considerarse con respecto al tanque como estructura:

El uso de estructuras de concreto armado ha constituido uno de los medios de construcción de la infraestructura, habitacional, comercial e industrial de mayor difusión en los últimos sesenta años. El uso combinado de los materiales de acero y concreto ha permitido una sinergia con el aporte de las propiedades intrínsecas a cada uno, para obtener como resultado un material con gran resistencia a la tracción y a la compresión.

El concreto protege a la armadura de acero de baja aleación a través de dos mecanismos:

a.- Debido al nivel de alcalinidad (pH: aprox. 12/ 13) del concreto en contacto con el acero, este alcanza un estado de pasivación al formarse superficialmente una capa de óxido submicroscópica, impermeable y adherente, impidiendo la reacción anódica de oxidación.

b.- El concreto actúa como capa barrera contra la presencia de humedad, oxígeno, y demás contaminantes corrosivos que desean alcanzar la superficie de acero.

En consecuencia una estructura de concreto homogénea, debidamente diseñada, sin defectos e imperfecciones, puede alcanzar largos tiempos de vida en servicio, caso contrario se presentarán problemas de corrosión en la armadura; la velocidad de deterioro se incrementará si la agresividad corrosiva medio ambiental es alta, perdiéndose además las cualidades de resistencia estructural, constituyéndose no sólo en un evento operativo de alto costo de reparación sino en una construcción de alto riesgo para la vida humana debido que, el fenómeno corrosivo actúa muchas veces de manera progresivamente silenciosa en el interior de la estructura y su colapso suele ser impredecible...

 

La versión completa del artículo es exclusivo para INFOCORROSIONISTAS SUSCRITOS. Si desea recibir nuestras próximas ediciones especiales ¡SUSCRÍBETE GRATIS! Aquí -> http://infocorrosion.com/index.php/suscripcion-2 . Para acceder a nuestras ediciones anteriores puedes solicitar el reenvio del mail indicando la edición de preferencia al siguiente correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (se verificará si los datos de correos ya se encuentran en nuestra base de datos de suscritos.)

P1

Cuando se habla de servicios mayores en el mantenimiento de tanques o recipientes debe tenerse en cuenta el tiempo de servicio ya cumplido por parte del tanque como estructura y del recubrimiento "antiguo" como sistema protector.

De esta manera debe considerarse con respecto al tanque como estructura:

  • El espesor remanente del material de la estructura.
  • El estado de la soldadura.
  • La zona cercana a los puntos de drenaje.
  • La inclinación del tanque o del interior del tanque.
  • Los niveles y aforos de los tanques.
  • Los ajustes de los manhole.
  • El estado de los pernos de cierre.
  • Reglas y/o cintas de medición.

Con respecto al recubrimiento "antiguo" como sistema protector:

  • La defectologia del recubrimiento del tanque.
  • Las discontinuidades del recubrimiento.
  • Las áreas de falla del recubrimiento.
  • Afectaciones por fallas de protección.

Con base en lo anterior se determina el cumplimiento de un servicio mayor para el mantenimiento de tanques o recipientes, partiendo del hecho del cumplimiento de los tiempos determinados para este nivel de mantenimiento, dentro del cual se establece una lista de chequeo para mantenimientos cada dos años (mantenimiento mayor) y una lista de chequeo para mantenimientos cada 5 años (Overhaul).

Los puntos a considerar en los mantenimientos mayores y de Overhaul están basados en los siguientes criterios: ...

 

La versión completa del artículo es exclusivo para INFOCORROSIONISTAS SUSCRITOS. Si desea recibir nuestras próximas ediciones especiales ¡SUSCRÍBETE GRATIS! Aquí -> http://infocorrosion.com/index.php/suscripcion-2 . Para acceder a nuestras ediciones anteriores puedes solicitar el reenvio del mail indicando la edición de preferencia al siguiente correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (se verificará si los datos de correos ya se encuentran en nuestra base de datos de suscritos.)

Página 8 de 62

Sobre Nosotros

INFOCORROSIÓN es una multiplataforma informativa, orientada a la investigación y difusión de temas relacionados con Tecnología de Protección Anticorrosiva, Tratamiento de Superficies e Integridad.

Nelson De la Cruz G.

DIRECTOR GENERAL

 

Contacto

¿Qué podemos hacer por usted? Contáctese con nosotros

  • Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Telf. : 995 767 912 

Facebook