Se conoce con el nombre de eflorescencias a la aparición de manchas, generalmente blancas, sobre la superficie de elementos de hormigón.

Aunque también suelen formarse sobre otros materiales expuestos a cambios significativos de humedad como los ladrillos comunes de barro cocido u otros materiales de construcción. Si bien existen varios compuestos que pueden causar eflorescencias, todos ellos poseen un mecanismo en común: se trata de compuestos solubles (sulfatos, carbonatos, silicatos, cloruros, nitratos y otros presentes en la masa del hormigón) que migran a la superficie favorecidos por un gradiente de humedad, depositándose sobre la misma a medida que ésta se seca.

Problemas en el hormigón por el paso del tiempo

Como se mencionó antes, la eflorescencia puede provenir de cualquier compuesto soluble presente en el hormigón. Conociendo que el hormigónse elabora con materiales naturales, resulta muy difícil eliminar completamente la incorporación de compuestos solubles en su masa, incluso el agua potable suele incorporar una cantidad no despreciable de estos.

Aún realizando un minucioso lavado de los agregados del hormigón que logre minimizar la concentración de los compuestos solubles aportados por éstos, durante la hidratación del cemento pórtland –adicionalmente a los productos de hidratación SCH– se forman pequeñas cantidades de Ca(OH)2 (hidróxido de calcio) como subproducto de hidratación que pueden generar eflorescencias cuando las condiciones favorecen el proceso.

En resumen, existen condiciones que favorecen la presencia de eflorescencias que pueden ser listadas de la siguiente forma:

1. Existencia de sales solubles en el material.

2. Suficiente humedad en los poros del hormigón para disolver las sales solubles.

3. Presión hidrostática para causar movimiento de la solución hacia la superficie.

4. Evaporación superficial y consecuente depósito de sales sobre el hormigón.

También existen precauciones que pueden ser tomadas a fin de minimizarla:

1. Utilizar arenas lavadas

2. Utilizar cementos pórtland de bajo álcalis.

3. Utilizar aguas blandas ya que el agua potable suele contener altos contenidos de sales solubles.

4. Diseñar hormigones de baja absorción.

5. Evitar los ciclos de mojado y secado o cambios importantes en la humedad relativa ambiente.

Resulta bastante obvio mencionar que la eflorescencia es un fenómeno habitual que ocurre en menor o mayor medida en la mayoría de los elementos de hormigón que construimos a menudo. Sin embargo, solamente resulta molesto a nuestros ojos sobre aquellas superficies dondenos interesa sobremanera la coloración.

Por esta razón la industria del prefabricado con coloración (fundamentalmente pisos, tejas y adoquines de hormigón coloreado) y sus principales proveedores (fabricantes de pigmentos y otros materiales componentes) investigaron el fenómeno en profundidad.

Una consulta habitual –y por otra parte lógica– de fabricantes, contratistas o propietarios que tienen algún elemento de hormigón coloreado que presenta manchas blanquecinas (eflorescencias) se hace respecto de la posibilidad de eliminar las manchas de la superficie.

La respuesta tiene dos alternativas dependiendo de la urgencia o importancia del tema en cada caso (sin olvidar el costo de la solución):

1) Si la eflorescencia ocurre, por ejemplo, en un piso de hormigón coloreado exterior donde la importancia del color resulta relativa ante los ojos del propietario, puede resultar suficiente esperar uno o dos años hasta que la eflorescencia desaparezca “naturalmente” como se explicó anteriormente.

2) Realizar una limpieza a través de un cepillado enérgico (no siempre es suficiente) o aplicar un baño con ácido muriático al 10 % (1 parte de ácido cada 9 partes de agua) y posteriormente enjuagar con abundante agua luego de unos pocos minuto hasta eliminar completamente este producto evitando que el ácido afecte la masa cementicia.

Esta última alternativa resulta rápida y eficaz para eliminar la eflorescencia. Sin embargo, puede afectar la tonalidad y textura del elemento además de resultar bastante peligrosa para el operario por lo que se recomienda especialmente tener en cuenta las medidasde seguridad adecuadas al caso.

Fuente: clarin.com

Ultima modificacion el Lunes, 16 Enero 2017

Deja un comentario

Sobre Nosotros

INFOCORROSIÓN es una multiplataforma informativa, orientada a la investigación y difusión de temas relacionados con Tecnología de Protección Anticorrosiva, Tratamiento de Superficies e Integridad.

Nelson De la Cruz G.

DIRECTOR GENERAL

 

Contacto

¿Qué podemos hacer por usted? Contáctese con nosotros

  • Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Telf. : 995 767 912 

Facebook